Previo al inicio de una nueva sesión judicial, el abogado de Fernando Báez Sosa, Fernando Burlando, aseguró que la prueba era indiscutible. Burlando representa a los padres de Báez en el juicio contra ocho asaltantes armados por la muerte de su hijo. Dijo que las muestras de ADN tomadas del cuerpo de Báez y los zapatos y la ropa robados se utilizarán como evidencia hoy.

El tejido herméticamente sellado de Fernando proporcionó una prueba objetiva de su contacto con las imágenes. Esto implicaba una conexión definitiva que no podía ser replicada por ningún otro método. El abogado hizo esta declaración a la prensa cerca de la entrada del juzgado en Dolores mientras se preparaba para el proceso judicial.

Cuando Burlando habló sobre los análisis de sangre, agregó que confirmaron la posesión de Fernando por parte de los acusados. También dijo que se encontró ADN de Rugbyter de Blas Cinalli en el dedo medio izquierdo de la víctima y que en la suela del zapato de Máximo Thomsen se encontró tejido hematopoyético de Báez Sosa.

Cuando se le preguntó si estaba ofendido por la declaración de Hugo Tomei de que no hablaría del caso por respeto a la pérdida de vidas humanas, el abogado respondió que no tenía ningún problema con las palabras, acciones o trabajo de Tomei.

 

See also  Australian Open FARCE as fan who wore Russia's 'Z' war symbol during Novak Djokovic's match returns

Categorized in: